fbpx

Con el fin de colaborar ante la situación de alerta sanitaria que vive nuestro país por la llegada del COVID-19, en Funeraria Hogar de Cristo hemos implementado un protocolo, coordinado con la autoridad de salud, para atender aquellos casos en los que debamos enfrentar pérdidas provocadas por esta enfermedad.

El nuevo procedimiento permitirá resguardar adecuadamente a nuestros clientes, familiares y trabajadores.

La pandemia del Covid-19 impuso restricciones a todos

  • Distanciamiento social y separación física de amigos, familia y del propio trabajo.
  • Cuarentenas obligatorias y múltiples limitaciones a los desplazamientos.
  • Limitación a reuniones o celebraciones en números cada vez más reducidos de asistentes.
  • Nuestros enfermos están muy aislados y se permiten visitas muy restringidas y bajo estrictas medidas de seguridad.
  • Los ritos funerarios han cambiado

En el caso de un fallecimiento de un ser querido por causas no Covid-19

  • Asistir a un funeral ya es complejo.
  • Menor disponibilidad de espacios físicos para velatorios.
  • Arzobispado suspendió el desarrollo de misas con público.
  • Ceremonias (misas o velaciones) reducidas en tiempo y en espacio (máximo 20 asistentes).
  • Las velaciones en casa están prohibidos y en las iglesias no pueden tener más de 5 personas al mismo tiempo.
  • Contacto físico está prácticamente prohibido (abrazos, besos).
  • Se deben evitar flores y todo tipo de decoración.
  • Los cementerios se encuentran restringidos. Solo permiten funerales para un máximo de 20 personas.
  • Sensación de que los funerales quedaron truncados, en espera de poder efectuarse en algún momento.
  • Imposibilidad de efectuar una despedida completa.

En el caso de un fallecimiento de un ser querido por causas Covid-19

  • Los enfermos de COVID-19 están totalmente aislados sin posibilidad de contacto con personas, excepto personal médico.
  • En caso de fallecimiento, se mantiene un aislamiento total.
  • La despedida debe ser a distancia, muy breve, limitada a la familia cercana y utilizando elementos de protección personal.
  • No se permiten servicios de tanatopraxia.
  • Instalación del fallecido incluye obligatoriamente sanitización del cuerpo, todo lo cual debe ser efectuado por personal especializado bajo extremas medidas de aislamiento y seguridad.
  • Sellado completo de urna.
  • Traslado inmediato al cementerio o crematorio, pudiendo existir una breve velación o responso. Todo el traslado, incluyendo la sepultación, no deben durar más de 90 min.

La importancia del homenaje

  • Contribuye a cerrar el ciclo del duelo.
  • Sí, se puede homenajear al fallecido, apoyándose en nuestros servicios y nuestra experiencia de 66 años.
  • Los homenajes pueden ser programados para ser efectuados en una fecha futura a determinar.
  • La urna es un elemento central del servicio funerario.
  • La urna es una forma de brindar tributo y es el medio a través del cual se traslada a la persona fallecida hacia su última morada (sepultación o cremación).
  • FHC posee urnas exclusivas y de alto estándar, algunas de ellas personalizables.
  • El responso en transmisión remota (streaming) es una forma de reunir a la familia para una última despedida vía online.
  • La misa en transmisión remota (streaming) permite celebrar una ceremonia de forma más segura.
  • El obituario web de FHC permite a la familia incluir la fotografía, una reseña de vida del fallecido y recibir condolencias, abrazos virtuales, flores y coronas de caridad de todos sus familiares y amigos, acercándose en forma segura.
  • Las publicaciones In memoriam y las expresiones de gracias permiten homenajear a nuestros fallecidos.

La realidad nos pone frente a un gran desafío, juntos lo podemos superar.

Ante dudas sobre este protocolo o los servicios que entregamos en Funeraria Hogar de Cristo, nuestro equipo estará disponible durante las 24 horas al teléfono 600 626 6500.

#Covid19 #coronavirus #Chile #FunerariaHogardeCristo